Es extraordinario contar con este tipo de programas en zonas de bajo recurso